Filtrar por

España siempre ha tenido tradición de capa. En tiempos de Carlos III, se prohibió el uso de ellas, pues se decía que una capa todo lo tapa, fue cuando se produjo el motín de Esquilache, uno de los ministros de confianza del rey. En un principio se la ponían solamente los hombres; era una prenda masculina, que además de proteger contra el frío, servía para ocultar rostros y armas, con lo que facilitaba crímenes y desordenes públicos bajo el anonimato que ofrecía. Esta es una de las razones por las que se prohibió su uso junto con el de los sombreros de ala ancha.

Poco a poco y con los avances de la moda, esta prenda de abrigo evoluciona hasta llegar a la capa de lana para mujer en detrimento de su uso por parte de los hombres que poco a poco fueron abandonando esta prenda de abrigo. No obstante, el capote de lana para hombres sigue estando vigente en ciertos ambientes.

La capa negra es la capa por antonomasia, es para ocasiones especiales, celebraciones, cenas de gala, actos oficiales y protocolarios dando un toque de seriedad y elegancia a todos los eventos en los que se encuentra. Las capas sport son las de cuadros, las escocesas, las príncipe de gales y espigas.  En colores dan una elegancia al sport que las hace únicas. Sin dejar de lado la capa camel, que sigue siendo la capa estrella por ser tan cosmopolita en su vestir, destacamos sobre las demás la capa verde Austria, llamada así porque se parece al color verde de las austriacas, son muy versátiles tanto para ambientes urbanos como para un día de caza, o de campo, y la capa en color caqui / kaki que es tendencia en esta temporada otoño invierno.

ENVÍO GRATIS A

PARTIR DE 400 €